25/6/11

Resacón 2, ¡Ahora en Tailandia! (The Hangover Part II)

Hoy he visto Resacón 2, ¡Ahora en Tailandia! (The Hangover Part II), una de despertares amnésicos, amigos perdidos e intercambios mafiosos pero, ¡ahora en Tailandia!

Ahora con mono
No os llevéis a engaño, esto no es una secuela, es un remake. Resacón en Las Vegas me pareció la mejor comedia estrenada en los últimos años. Su genial estructura, su pléyade de personajes pintorescos, el gamberrismo y la mala leche de cada una de sus escenas, Galifianakis… No inventó nada, pero sí perfeccionó el cine de los Farrelly combinando la tontuna soez con un genial esquema de buenas ideas. El resultado fue perfecto y tanto crítica, Globo de Oro a mejor comedia o musical, como público lo abalaron.

Con todo esto a sus espaldas, era imposible que a Todd Phillips, realizador de las dos resacas, no le encargasen dirigir la consabida exitosa secuela. ¿Cómo afrontar esto? Pues el caso es que es muy difícil mantener un buen número de situaciones hilarantes usando un mismo reparto y argumento de base y esto Phillips lo debe saber. Tanto que se rindió y no ha hecho una nueva película, ha rodado la misma en otro país. De hecho si has visto Resacón en Las Vegas, cambia Las Vegas por Tailandia, bebé por mono, amigo por cuñado y ya puedes hablar con tus conocidos y decir que has pagado tu entrada cine. No olvides comentar que esta segunda parte es más oscura, es un detalle que siempre viste mucho en las críticas de cine de productos repetidos.

Mucha maleta pa' tan poco pollo
El argumentos nos cuenta como los colegas de parranda se van a Tailandia a la boda del que se arranca un diente en la uno. Allí vuelven a despertarse amnésicos perdidos dos días antes del enlace y no encuentran al hermano de la novia. Bueno, esta vez no han perdido al novio pero el caso es que el chaval es el ojo derecho de su padre así que resuelto el “o solucionamos esto o no hay boda”. El resto es un montón de escenas de malentendidos en Bangkok.

El chino está por todas partes
Ed Helms vuelve a ser el preocupado, Bradley Cooper el guaperas y Zach Galifianakis el idiota que lleva el ritmo de la película y sobre el que recae, esta vez de manera plena, todas y cada una de las gracias de la película. El pobre Justin Bartha vuelve a ser el único que no vive la resaca. Ken Jeong se afianza como el mafioso desagradable y Paul Giamatti se incorpora en un pequeño papel.

No puedo contar mucho más, ya sabéis qué tipo de peli es. Volveréis a reíros aunque no tanto como la primera vez, más que nada por ser la segunda (en mi caso debe ser la quinta porque creo que me he tragado la original como cuatro veces). Creo que cuando vi la primera peli “post-resacón”, Salidos de Cuentas, también con Galifianakis/Phillips, ya me olía el peligroso rumbo que podría tomar esto. Aun así, Resacón 2, ¡Ahora en Tailandia! es una buena comedia, si la ves antes que la otra claro.
Momentos musicales ¡one more time!
En resumen, más de lo mismo aunque esta vez sin sorpresas, forzando la máquina y con un tono algo más bestia llegando a resultar desagradable incluso para los más aguerridos juerguistas.
Galifinakis, el 90% de la peli
Aquí el tráiler. Los que os quedéis con ganas de más os recomiendo Aquellas Juergas Universitarias y Hermanos por Pelotas. Que los ridículos títulos en español no os impidan disfrutar de dos comedias realmente buenas. Un 6’25.

1 comentario:

  1. Es mi favorita de la trilogía de Hangover aunque la primera tambíen me gusta, creo que encunentro mucho más divertida la segunda parte.

    ResponderEliminar