29/6/11

Un Cuento Chino

Hoy he visto Un Cuento Chino, una sobre la soledad buscada, la convivencia forzada y la conclusión resultante.

Cartel algo desafortunado
Pese a estar escrita y dirigida por Sebastián Borensztein, oiréis hablar de esta película como la nueva de Ricardo Darín. No es de extrañar ya que el argentino realiza otra de sus portentosas interpretaciones. Aun así no hay que olvidar que el realizador y guionista de esta cinta ha hecho un trabajo realmente bueno. La narrativa más clásica se intercala con imaginativas escenas que representan las noticias que colecciona y narra el protagonista. Además también incluye de vez en cuando un plano más pensado, como la genial presentación de la ferretería al inicio, que hace que en conjunto todo sea aun más atractivo.

La historia nos cuenta como Roberto vive su día a día. Solitario, pesimista, meticuloso y honesto y sincero hasta resultar borde, no suele relacionarse con la gente que le rodea salvo para lo imprescindible. Una tarde se topa con Jun, un chino recién llegado que no tiene ni idea de español y parece algo desorientado. Roberto intenta ayudarle pero le es imposible encontrar a la familia así que mientras esperan respuesta de la embajada le ofrece un hueco en su casa. Allí las manías del argentino, la insistencia del chino en ayudar y la incapacidad de ambos por entenderse hacen que todo se complique poco a poco.
Genial Ricardo Darín
Como ya he dicho antes, Roberto es el inconmensurable Ricardo Darín. Este hombre da igual de qué haga, siempre crees que ha nacido para ese papel. En esta ocasión se adapta de tal forma al personaje que en sus ojos puedes ver la tristeza y la bondad escondida mientras en el resto de su cara se esfuerza en demostrar agresividad y testarudez. Es increíble lo que transmite este hombre.

¡Resacón en La Pampa!
Jun está francamente bien interpretado por Ignacio Huang. No quiero caer en la tentación de decir que todos los chinos son iguales pero es que este es igual a Ken Jeong, actualmente en Resacón 2, ¡Ahora en Tailandia!. Muriel Santa Ana interpreta a un posible amorío del protagonista.

Intentando enterderse
Absolutamente humana, la trama nos engancha desde el principio a Roberto y nos hace comprensible su carácter huraño y desconfiado. Es verdad que él mismo ha creado las barreras que le separan del resto, pero es imposible no sentir empatía por su extraña bondad y disimulada generosidad. Realista, luego pesimista, piensa que la vida no es más que un cúmulo de desgraciadas casualidades, pero una de ellas le hará cambiar de parecer. Bueno, más o menos.

Una película sencilla, sobre gente que intenta vivir del mejor modo posible pero que, de vez en cuando, se topan con obstáculos difíciles de superar y otras veces con sorpresas que hacen que todo parezca realmente maravilloso.
En busca de su tío
Aquí el tráiler. Absolutamente recomendable para todo el mundo. La dosis anual de cine argentino que debes ver. Los que descubristeis todo esto con El Hijo de la Novia ya sabéis de qué estoy hablando. Un 7’75.

3 comentarios:

  1. mas o menos la misma impresion q me dejó al ver un programa de estos de estrenos de cine.

    ResponderEliminar
  2. Me encannntaaaaa

    ResponderEliminar