24/9/17

San Sebastián 2017, día 2

....................................................................................................


El tercer asesinato’ (Sando-me no satsujin) es un extraño pero preciso cambio de rumbo de Hirokazu Koreeda. Aunque incluye algún segmento y personajes que nos recuerdan a sus maravillosas obsesiones costumbristas familiares, esta vez se aleja del núcleo para ponerse algo más formal.

El director aprovecha este duro thriller judicial de tempo pausado para jugar con las composiciones fotográficas. No hay un solo plano que no haya sido meditado y elegido con calma y gusto, como queriendo demostrar a aquellos que no estén del todo satisfechos con el argumento que, piensen lo que piensen, Koreeda filma como nadie.


....................................................................................................


Handia’ (Aundiya) es la gran producción vasca del año y, tras el paso de ‘Loreak’ y ‘Amama’ por el festival, era normal que la expectación estuviese un poco demasiado por las nubes.

La historia, basada en hechos reales, nos cuenta las desventuras de un descomunal vecino guipuzcoano que se ganó la vida como atracción de feria por media Europa en el siglo XIX.

Aunque su grisácea fotografía y logrados juegos de perspectivas nos sitúen rápidamente en un prometedor cuento melancólico, la tibieza de su argumento hacen que, por momentos, la idea naufrague.

El empalagoso epílogo, que quita toda la fuerza gótica al prólogo, obliga a pensar que, aunque hay mucho con lo que disfrutar, hemos estado a punto de algo realmente gigante.


....................................................................................................


Faces Places’ (Visages villages) es un placer. A medio camino entre el documental, el reportaje y el cine libre, el artista urbano JR y la veterana realizadora Agnès Varda (‘Los espigadores y la espigadora’), recorren Francia sin otro plan que el de hacer unas fotos y empapelar alguna superficie con el resultado.

El viaje es tan fácil y placentero que es difícil no caer rendido ante el encanto de esta inesperada pareja. Positivo, natural y encantador, sería perfecto como inicio de una miniserie documental en la que Jean-Luc Godard ejerza de villano final.

23/9/17

San Sebastián 2017, día 1

Comienza el sexagésimo quinto Donostia Zinemaldia. Por cuarto año consecutivo, tengo la suerte de presentarme en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián para dormir poco, comer pintxos y ver todo lo que la agenda permita.

Alguno estará esperando que comente también mis penosas desventuras, aquellas que solía narrar con todo lujo de detalles y poquísima vergüenza en un apartado llamado ‘Lo otro’. Podría perder aún más horas de sueño escribiendo sobre mi mala fortuna y escaso amor propio pero, bien pensado, suficiente tengo con vivirlas, como para encima dedicar más tiempo a regodeándome en mis miserias.

Aclarado el asunto, vamos al lío:

....................................................................................................


El autor’ es la nueva película de Manuel Martín Cuenca que, como en ‘Caníbal’, parece condenador a prometer siempre mucho más de lo que termina ofreciendo.

Su interesante premisa, que adapta una novela de Javier Cercas, parece más inteligente que el espectador, algo que ayuda a que nos mantengamos en vilo durante algún tiempo hasta que, irremediablemente, vamos descubriendo que aquí no hay ningún agente doble, todos son lo que nos han mostrado desde el principio.

Por otro lado, la interpretación de Javier Gutiérrez y sus encuentros con Antonio de la Torre valen el visionado por sí solo.


....................................................................................................


Fireworks, Should We See it from the Side or the Bottom?’ (Uchiage Hanabi, Shita kara miru ka? Yoko kara miru ka?) es el remake en animación de un telefilm japonés de 1993 pero, sobre todo, es el precio que tenemos que pagar por haber disfrutado de la genial ‘Your Name’.

Todos los que salimos encantados el año pasado de la obra de Makoto Shinkai, nos hemos comido esta historieta desganada y repetitiva en la que ni el departamento de arte ha salvado la tostada.

También es cierto que muy pocas películas tienen un número musical con caballos voladores que tiran de una carroza de oro en un mundo de fantasía digital que huele a programas de renderización de los 90. Ahí, ni un pero.


....................................................................................................


Call Me by Your Name’ sí ha sido, por suerte, lo que todos querían que fuese. Un relato cariñoso, elegante, sincero y bien rodado sobre un romance de verano entre un adolescente y el alumno aventajado de su padre.

Con ciertas dudas y miedos pero sin dramas, como todo lo que parece ocurrir alrededor de la familia de clase alta protagonista de la película, Armie Hammer y Timothée Chalamet se enamoran entre ellos y arrastran consigo a los espectadores.

¿Será esta la confirmación de que han encargado la nueva ‘Suspiria’ a alguien con talento? ¿Será capaz Guadagnino de superar el pedestal en el que va a estar a partir de ahora? ¿Nos hemos dado cuenta de una vez de lo buen actor que es Michael Stuhlbarg?

17/9/17

Estrenos septiembre 2017

01/09/17
Barry Seal: El traficante (American Made) - Trailer
La niebla y la doncella - Trailer
Los casos de Victoria (Victoria) - Trailer
Rehenes (Hostages) - Trailer
Un tango más - Trailer
Cuanto más grande, mejor (Sabates grosses) - Trailer

08/09/17
It - Trailer - Crítica 7’5
Churchill - Trailer
El amante doble (L'amant double) - Trailer
La vida inmoral de la pareja ideal - Trailer
Los misteriosos asesinatos de Limehouse (The Limehouse Golem) - Trailer
El lado oscuro del corazón - Trailer
La escala (The Stopover) (Voir du pays) - Trailer

15/09/17
Jacques (L'odyssée) - Trailer - Crítica 5’0
Detroit - Trailer
Spark, una aventura espacial (Spark: A Space Tail) - Trailer
Ali & Nino - Trailer
Juerga de mamis (Fun Mom Dinner) - Trailer
Iqbal y la fórmula secreta (Iqbal & den hemmelige opskrift) - Trailer
Alibi.com, agencia de engaños (Alibi.com) - Trailer
La región salvaje - Trailer
Hotel Cambridge (Era O Hotel Cambridge) - Trailer
Camina conmigo (Walk with Me) - Trailer

22/09/17
La LEGO Ninjago Película (The LEGO Ninjago Movie) - Trailer - Crítica 6’5
A War (Una guerra) (Krigen) - Trailer - Crítica 6’0
Kingsman: El círculo de oro (Kingsman: The Golden Circle) - Trailer
La reina Victoria y Abdul (Victoria and Abdul) - Trailer
Bye Bye Germany (Es war einmal in Deutschland...) - Trailer
La historia del amor (The History of Love) - Trailer

29/09/17
madre! (mother!) - Trailer
La cordillera - Trailer
La llamada - Trailer
Operación Concha - Trailer
Phantasma: Desolación (Phantasm: Ravager) - Trailer
Gatos. Un viaje de vuelta a casa (Rudorufu to ippai attena) - Trailer
Celestial Camel (Nebesnyy verblyud) - Trailer
Kikoriki (Smeshariki: Nachalo) - Trailer
Converso - Trailer

10/8/17

Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (King Arthur: Legend of the Sword)

Rey Arturo: La leyenda de Excalibur’, uy, ¡casi!


Casi me convence Guy Ritchie. Tras los palos recibidos en USA, el potente, sobrecargado y tenebroso prólogo me hizo pensar que podría ofrecer una crítica luminosa en un mar de tinieblas. El problema es que, tras esos brutales 15 minutos, ni Ritchie ni yo dimos para más.

Esta leyenda artúrica es durita de tragar, los manierismos del diretor no logran vendernos una historieta de dos horas que, casi sin que nos demos cuenta, cambia de plataforma y termina convirtiéndose en un hack and slash del que nunca te pasan el mando. Y como a mí no me gustan los gameplay, pues mal.

Que alguien nos cuente la historia anterior al prólogo, la de Uther Pendragon luchando contra un ejército de salvajes y bestias oscuras, dominadas por la magia negra de un hechicero que, en menos de un minuto de metraje, ofreció más carisma que la caterva de seguidores del plasta del pobre Arturo.


Y aquí coloco mi ranking de Guy Ritchie, un tipo al que ya no sé si tengo que odiar o defender. Un petardillo más y empata.

Atómica (Atomic Blonde)

'Atómica’, pastiche de neón.


Está basada en la novela gráfica 'The Coldest City’ de Antony Jonston, autor del guion del terrorífico videojuego ‘Dead Space’. Su realizador, David Leitch, ha sido el elegido para encargarse de la futura ‘Deadpool 2’ gracias a su trabajo como co director de ‘John Wick (Otro día para matar)’. Su protagonista es Charlize Theron y el reparto incluye a Sofia Boutella, James McAvoy, John Goodman y Toby Jones. ¿Cómo no iba a ir con ganas?

Todo esto para mezclar de mala manera una ingente cantidad de ideas manidas sin orden ni concierto. ¿Es una pelis de acción? ¿De espías? ¿Un homenaje lumínico a los 80? Pues un poco de todo y, me temo, bastante de nada.

El que espere la cinta de acción desenfrenada que prometía la promoción, tendrá que conformarse con un par de momentos intensos y una escena genial rodeada de una historia de espías recauchutada. El que quisiese disfrutar de un recuerdo a las películas de espionaje de antaño, se topará con una mezcolanza de recursos tópicos pasados por un filtro modernillo no del todo eficaz.

La trama central es muy simple: una espía debe recuperar una lista con los nombres reales de los agentes secretos que trabajan en el Berlín oriental. Allí desconfiará de todo el mundo, especialmente de su enlace, y poco a poco descubriremos diferentes agentes dobles y triples. Pese a que nos sabemos esto de memoria y desde el principio uno puede adivinar por dónde van los tiros, la narración intenta mezclarlo para ganar complejidad, consiguiendo difuminar personajes secundarios y cansar a un espectador que no sabe que sí se está enterando de lo que ocurre.

Además, hay que aguantar una nueva banda sonora de radioformula de temazos que se vuelve más ridícula a cada pista. El abuso musical y el forzado uso del recurso diegético llega a resultar insoportable. ¿Todos los coches de la época tenían una emisora sintonizando versiones de New Order? ¿En todas las casas del Berlín oriental se escuchaba Queen? ¿Era necesario que el villano llevase un radiocasete para una otra vergonzante inclusión popera que no dura ni diez segundos? Hay que saber qué canciones usar, cuándo y cómo hacerlo. Por eso, cuando aquí suena el ‘Cat People’ de David Bowie, uno se sale ‘Atómica’ y vuelve a ‘Malditos bastardos’.

Dicho todo esto, y recordando que entré a la sala pensando que iba a ver una de mis diez películas favoritas del año, señalar que contiene un escenon absolutamente maravilloso. Llega algo tarde, abriendo el tercer acto, pero es una pelea seria, sucia, sin música y con Charlize sufriendo mientras derrota enemigos que sufren aun más. Una lástima que para llegar a ese glorioso momento haya que pasar por el quiero y no puedo que conforma el resto del metraje.

Transformers: El último caballero (Transformers: The Last Knight)

'Transformers: El último caballero', cuanto más, peor. Peor para mí, el suyo. Beneficio político.


A Michael Bay le encanta su trabajo. El realizador disfruta preparando explosiones, diseñando la inercia de objetos que se estrellan tras complejas persecuciones y rodando planos épicos de compungidos protagonistas que miran al horizonte. Le gusta tanto, que es incapaz de desechar cualquier excusa, por muy absurda que sea, para volver a ponerse tras la cámara y gritar acción en un desierto lleno de detonadores programados.

En esta quinta entrega sobre los belicosos robots de Hasbro (que vale por una sexta y una séptima), le ha sido imposible quedarse solo con uno de los cuatro arcos argumentales que mezcla sin orden ni vergüenza, logrando una película cuyo primer montaje debió durar unas cuatro horas que fueron recordadas eliminando fotogramas sueltos, pero sin prescindir de escena alguna.

El resultado es una sorprendente carrera contra la voluntad del espectador que, tras dos horas y media de planos de menos de un segundo, descubrirá a la salida que la realidad es mucho más lenta de lo que recordaba. Que no se diga que Bay no hace cine inmersivo.


Y ya que estoy, comparto mi ranking de Michael Bay. Fascinante franquicia esta.

Estrenos agosto 2017

04/08/17
Atómica (Atomic Blonde) - Trailer - Crítica 5’0
Transformers: El último caballero (Transformers: The Last Knight) - Trailer - Crítica 3’0
Abracadabra - Trailer
Regreso a Montauk (Return to Montauk) - Trailer
Reparar a los vivos (Réparer les vivants) - Trailer
La decisión del rey (Kongens nei) - Trailer

11/08/17
Rey Arturo: La leyenda de Excalibur (King Arthur: Legend of the Sword) - Trailer - Crítica 5’0
Descontroladas (Snatched) - Trailer
Emoji: La película (The Emoji Movie) - Trailer
La hora del cambio (L'ora legale) - Trailer
Milagro en Praga (Prijde letos Jezísek?) - Trailer

18/08/17
Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets) - Trailer - Crítica 5'0
La Torre Oscura (The Dark Tower) - Trailer
La seducción (The Beguiled) - Trailer
Cézanne y yo (Cézanne et moi) - Trailer

25/08/17
Tadeo Jones 2: El secreto del Rey Midas - Trailer - Crítica 3'5
El otro guardaespaldas (The Hitman's Bodyguard) - Trailer
Verónica - Trailer
Una cita en el parque (Hampstead) - Trailer
Ana, mon amour - Trailer
En lugar del Sr. Stein (Un profil pour deux) - Trailer

9/8/17

Spider-Man: Homecoming

'Spider-Man: Homecoming’, vuelve el amigo y vecino.


No te engañes con el odio a las franquicias, Marvel lo está petando. Esta se ha estrenado justo entre ‘Guardianes de la galaxia Vol. 2’ y la prometedora ‘Thor: Ragnarok’, ¿cómo no va a cundir el hype?

Divertida, astuta y comiquera, han sabido saltarse el rollo de la picadura de araña y la muerte del tío Ben para presentarnos directamente al Parker de Tom Holland, un joven con poderes que está más cerca del Miles Morales de Brian Michael Bendis que de versiones más clásicas del personaje.

Tener a Birdman de villano es otro acierto, y es que Michael Keaton está aprovechando de lo lindo su segunda juventud cinematográfica. El Buitre es malo y, aun así, tiene motivos para hacer lo que hace y quiere a su familia. El tipo consigue doblegar al prota hasta ofrecernos un momento de superación épica y, de regalo, se redime en la escena post créditos. Como para no querer a Keaton. Solo espero que, para completar la colección, si algún día se hace una película de ‘Rick y Morty’, él sea Persona Pájaro.

La tercera en cuestión esperaba que fuese Zendaya ya que, como prometía el trailer, roba cada segundo que sale en pantalla. El problema es que sale pocos, muy pocos. Por mucho que esto sea una simple introducción de lo que sea que quieran hacer con ella, ¿tan complicado era darle algo que hacer en la película?

Con Iron Man la cosa está más compensada y es que, por suerte, también sale poco. En el UCM va siendo hora de matar al padre, a ver si hay suerte y Thanos hace su trabajo.

Y aparte de estos lloros, a los que también podría añadir un tijeretazo de veinte minutos que le sentaría de lujo, solo nos queda disfrutar con un trepamuros cinematográfico tan gratificante como los dos primeros de Sam Raimi, e incluso un poquito más fiel. Un placer, que no explote la burbuja marvelita nunca por favor.

El invierno

'El invierno', resplandor en la Patagonia.


Vale, esto no es exactamente una versión de la película de Kubrick (ni del libro de King), pero por algún lado había que empezar.

Lo cierto es que, tras los primeros dos tercios de película en la que nos presentan los personajes y el escenario, lo que tenemos es al guarda de invierno de una granja pasándolo muy mal.

Silenciosa, fría y pausada, resulta una experiencia interesante para el que se deje llevar por su crudo encanto. Todo un descubrimiento en el pasado Festival de San Sebastián donde terminó llevándose el Premio Especial del Jurado y el galardón a la mejor fotografía.

Dunkerque (Dunkirk)

Dunkerque’, brrrrroooouummm, tic-tac, tic-tac, tic-tac…


Qué bien, pero qué paliza. Hora y media de clímax, de tensión absoluta en una guerra en la que, sin enemigos ni sangre en pantalla, consigues entender el terror bélico del mismo modo que en productos absolutamente explícitos.

Christopher Nolan, el glorioso director de fotografía Hoyte Van Hoytema y el compositor Hans Zimmer, han logrado trabajar al unísono para lograr una desmesurada experiencia visual y sonora a través de tres historias que nos obligan a sufrir por tierra, mar y aire.

Una joya bélica de reparto extenso en la que Mark Rylance y Tom Hardy brillan por cuenta propia, y el joven Fionn Whitehead promete tener el mismo futuro que se le advertía a Christian Bale en ‘El imperio del sol’ (Steven Spielberg, 1987).

Tras esta maravillosa película, se entiende mejor aquellas chorradas de Nolan sobre el cine en casa y su negación a las producciones de Netflix. No es clasismo lo que salía por su boca, sino miedo. Si no se dispone de una buena pantalla y un sistema de sonido competente (y ni con esas), ‘Dunkerque’ pasará de ser un Spitfire a una avioneta que vuela bien. Todas las películas empeoran fuera de una sala pero, por lo visto, las que él quiere hacer sufren aun más.

8/8/17

Todo sobre el asado

'Todo sobre el asado’, despiece mágico.


Entró en la lista de películas que podría degustar en el pasado Festival de San Sebastián por su título, y se quedó porque venía bien con el horario. El ansia de sumar una muesca más me hizo apostar por un documental argentino sobre su voraz apetito cárnico y, como en las buenas historias, terminó convirtiéndose en uno de los mayores aciertos del año.

Mariano Cohn y Gastón Duprat, los directores, juegan a mostrarnos la obsesión de un país con la carne de vaca usando una fotografía cuidada y artie, como si el mismísimo Alrich Seidl hubiese intentado hacer una versión bonaerense, bienintencionada y gastronómica de 'Im Keller’.

Mordaz, sugerente y ácida, este documental se termina convirtiendo en un divertido y cariñoso homenaje crítico a todo lo que trata.

Cars 3

Cars 3’, relevo McQueen


Si 'Cars' era 'Rocky III', 'Cars 3' empieza como 'Rocky IV' pero gana al convertirse en aquello que debió suceder entre 'Rocky Balboa' y 'Creed'.

En Pixar se han acomodado un poco, no lo vamos a negar, pero es curioso que hasta en su franquicia de saneamiento de cuentas logren, aunque sea en pequeños momentos, seguir sorprendiendo al público con atrevidas decisiones.

Solo por ver cómo en una película infantil se asume un intercambio de roles como el que presenta ‘Cars 3’ en su recta final, casi merece la pena tragarse las correctas pero repetitivas vueltas que forman parte del resto de la carrera.

En la Vía Láctea (On the Milky Road)

En la Vía Láctea’, vuelven las locas, locas aventuras balcánicas de Kusturica.


Grupo de música, surrealismo onírico y pobreza imaginativa, el serbio está en su salsa.

Emir Kusturica nos cuenta la historia de un lechero que cada día atraviesa una zona en guerra para llevar mercancía a los soldados. Una lugareña enamorada, una misteriosa novia, un reloj que come manos y una serpiente que salva vidas, son solo algunos de los ingredientes de esta fábula sobre imposibles que están al alcance de la mano.

Recargado pero sin pasarse, el realizador vuelve a alegrar a su público y convencerá a más de un rezagado. De regalo, nos recuerda a todos por qué Monica Bellucci debería seguir en nuestros corazones.

7/8/17

La guerra del planeta de los simios (War for the Planet of the Apes)

La guerra del planeta de los simios’, Caesar: Parte III.


Tras aquel petardo llamado ‘El planeta de los simios’ (Tim Burton, 2001), ¿a quién le iba a apetecer volver al mundo de los monetes? Solo habían pasado diez años del intento de Burton de vendernos que, una saga que esquilmó la idea original con cuatro secuelas durante la primera mitad de los años 70, podría volver a tener adeptos.

El horrible título tampoco ayudó y muchos de los que nos metimos a ver ‘El origen del planeta de los simios’ (Rupert Wyatt, 2011), lo hicimos cabizbajos. La sorpresa fue total, casi tanto como cuando tres años después volví a desconfiar al comprar la entrada de ‘El amanecer del planeta de los simios’ (Matt Reeves, 2014) y, por segunda vez, salí fascinado.

Esta vez tenía ganas, especialmente porque olía a cierre y nada le podía venir peor a las dos primeras y sorprendentes entregas que volver a estirar la saga ad infinitum. Por suerte, Matt Reeves y compañía piensan como nosotros y han sabido rematar una trilogía extraña, a destiempo y, sí, maravillosa.

La guerra del planeta de los simios’ tiene espíritu crepuscular en paisajes nevados, héroes a la desesperada y un protagonista que cierra un arco en tres actos de los que es difícil encontrar hoy en día en la ficción. Y s que ya nadie pone en duda el trabajo de Andy Serkis, pero no por ello hay que dejar de señalar que lo que ha logrado en esta entrega es inconmensurable.

Todo esto adornado por una partitura de Michael Giacchino que, como queriendo ayudar a Reeves a cerrar el círculo, viaja a otra época buscando una instrumentalización y ambientación digna del Jerry Goldsmith que musicalizó la aventura del 68.

Que lo manido de la historia, y los espantosos nombres elegidos, no alejen a nadie de la que ya es la segunda gran trilogía estrenada por completo en el siglo XXI. Dada su grandeza, debieron titularse ‘Caesar’, ‘Caesar: Parte II’ y ‘Caesar: Parte III’.


Y aquí la lista completa, que podéis cotillear mejor en Letterboxd, donde mantengo la de Heston en primera posición más por vergüenza que por convencimiento.



6/8/17

Baby Driver

Baby Driver’, booom, en tu cara.


Edgar Wright lleva jugando con la música en sus historias desde que se estrenó en la gran pantalla con la gloriosa ‘Zombies party’. Supo repetir fórmula en ‘Arma fatal’ y lo llevó un paso más allá en ‘Scott Pilgrim contra el mundo’, donde las canciones ya sí eran parte fundamental del argumento en su totalidad, no solo de algunas escenas.

Tras la no del todo redonda ‘Bienvenidos al fin del mundo’, y su desencuentro marvelita, tocaba afianzar su carrera, demostrar que no había sido un potente comienzo que se iría desinflando y que Kevin Feige y compañía habían perdido una gran oportunidad. Y, gracias de nuevo a la música, lo ha logrado TODO.

Baby Driver’ es gozo absoluto pista a pista, circulando virtuosamente en un argumento meticulosamente minutado que juega y evoluciona dando la misma importancia a personajes y tracks.

Con una clásica historieta de atracos llena de clichés, logra embelesar a aquel que se deje llevar por la maestría con la que todo esto ha sido planeado, realizado y montado. Estará en mi top 5 del año en diciembre y puede que solo sea mi tercera o cuarta favorita del quinteto de películas que lleva estrenadas Wright. Así de genio me parece.

Llega de noche (It Comes at Night)

Llega de noche’, reiteración bajo mínimos.


Si es que ya lo hemos visto muchas veces. Que sí, que cuando tienes un presupuesto bajo hay que darle vueltas al guión hasta sugerir mucho sin enseñar nada. Y ya lo sabemos, el ser humano es despreciable y nuestro miedo nos hace más peligrosos que casi cualquier amenaza real pero, ¿de verdad otra vez esto y solo esto?

Por muy cierto que sea, lo del homo homini lupus lo hemos repasado tantas veces que no puede ser la única base de un argumento. Si no hay un giro, una guinda, un soplo de aire fresco, el resultado puede ser algo tan planito y correcto como ‘Llega de noche’, una historieta bien realizada sin gancho alguno salvo su tremendamente engañosa campaña de marketing.

Colossal

'Colossal’, príncipes azules y otros monstruos de barrio.


Cuarta alegría en pantalla grande de Nacho Vigalondo. El reparto internacional y los efectos visuales de su fantasiosa excusa, no han impedido que lo mejor de su cine (los cenizos dirán que lo peor) se haya filtrado en cada segmento de esta gloriosa propuesta.

La premisa es muy simple: una joven perdedora norteamericana descubre que, de algún modo, está ligada a un gigantesco monstruo que cada noche destroza la ciudad de Seúl. Y ya está.

Con la mejor versión de Anne Hathaway hasta el momento, y un sorprendente Jason Sudeikis lejos de su registro habitual, Vigalondo logra contarnos una historia, incluir trasfondo, tortazo, kaijus y algún que otro chiste patrio que dobla el sentido de un gag a aquellos que tenemos la suerte de compartir nacionalidad con el "mainhead" tras el proyecto.

Divertida, loca, a ratos imposible y con momentos de drama mucho más incómodo y logrado de lo que nadie esperaba, es imposible que no aplauda con ganas todo lo que narra esta "jefaza contra capullo".


Y ya que estamos aquí de tranquis, y que dar envidia es sanísimo, os dejo unas fotos de la magnífica banda sonora de Bear McCreary cortesía de Mondo. Placer adulto.

Wonder Woman

Wonder Woman’, luz entre las sombras.


La princesa Diana de Gal Gadot ha conseguido ofrecer en un título el carisma que a otros les ha costado tres películas. La actriz aporta luz, fuerza y esperanza a un universo absolutamente necesitado. Es una maravillosa Wonder Woman y, por suerte, no está sola.

Chris Pine logra/le ha tocado un sidekick romántico que demuestra que, como nos temíamos, las novias de los protagonistas llevan años siendo desperdiciadas como simples decorados.

Y es que el verdadero acierto de Patty Jenkins y su equipo ha sido crear una película de personajes para una gran producción que, precisamente, necesitaba vender a esos personajes. Pese a compartir la misma flaqueza argumental, acierta en todo lo que no supo hacer Marvel en ‘Capitán América: El primer vengador’ (Joe Johnston, 2011), o la propia DC/Warner en sus títulos anteriores, generando interés hasta por secundarios que, esta vez sí, ayudan a que entendamos y disfrutemos mejor de la heroína del cartel.

Una lástima que todo esto ocurra ahora en esta segunda década del siglo XXI, un momento en la que las facilidades del rodaje digital, y una moda imparable, han elevado la duración media de los blockbuster a unos 130 minutos. Esa media hora extra respecto al tajo que un productor noventero le hubiese metido al montaje inicial, solo aporta una insoportable reiteración de excusas argumentales innecesarias. Algunas, como el origen del villano y su rebelión, llegan a explicarse explícitamente hasta en tres ocasiones, cada una con su respectivo recurso narrativo, mientras es el tema de conversación de la protagonista con gran parte de los secundarios durante toda la película. El espectador adulto no lo necesita, los niños aun menos.

5/8/17

Animal de compañía (Pet)

Animal de compañía’, ese acoso de moda.


Seth y Holly se conocen. A Seth le gusta Holly y decide que debe estar con ella, es entonces cuando Holly conoce a Seth y, por suerte, cuando Seth, realmente conoce a Holly.

Puede que no sea mi mejor sinopsis (o sí), pero más o menos de eso trata esa pequeña cinta firmada por Carles Torrens (‘Emergo’) y protagonizada por Dominic Monaghan y Ksenia Solo.

Resultona, que no redonda, es capaz de entretener hasta el final gracias, especialmente, a que todo dura lo que tiene que durar, y ni un minuto más. Lo del premio en Sitges al mejor guion, bueno, puede que sea pasarse un poco.

I Am Not a Serial Killer

I Am Not a Serial Killer’, la virtud de pasar desapercibido.


Debido a la prácticamente inexistente campaña promocional, y a sus aplaudidos pases en horarios humildes de diversos festivales de género, ‘I Am Not a Serial Killer’ es una de esas películas de las que solo se habla en bajito en círculos más bien pequeños. Gracias a esto, cuando te topas con esta pequeña joya de Billy O'Brien, la sorpresa en aun mayor.

Con Max Records como protagonista y Christopher Lloyd de sublime secundario (que no cameo), nos cuenta el relato de un apocado chico del Medio Oeste norteamericano que no quiere convertirse en un cliché con patas, como la película en sí misma. Por suerte, ambos lo logran.

Pequeña, estilosa y con sorpresa, será un placer para todo aquel que la descubra sin saber nada de ella. Tú, que ya has leído esto, te sorprenderás menos. Perdón.

La momia (The Mummy)

La momia’, mis muertos.


110 minutos de oscuridad para disimular que las escenas de acción (el 90%) no se han sabido resolver y no vienen ni van a ningún sitio. Todo lo que sale en cámara está desaprovechado, intérpretes, maquillajes y decorados incluidos. Nada luce, nada sirve, nada funciona.

Lo único bueno, aunque no luzca como debería, es que Sofia Boutella tenga un papel importante en una peli grande. Que ella lo pete, esa es la meta. Una lástima que la trama egipcia de este universo termine en un impasse extraño e incómodo en el que debemos entender que la actriz, casi una razón de peso para tragarse este truño, no tiene por qué ser la muerta vendada del universo cinematográfico de monstruos que Universal pretende iniciar con este desastre.

Por otro lado, la simpatía de Annabelle Wallis, el director Alex Kurtzman y la propia Boutella en las entrevistas fue inversamente proporcional a la calidad de la peli, todo hay que decirlo. De Tom Cruise no sé nada porque no soy Pablo Motos, pero parece que estuvo muy majo con los fans en la alfombra roja (si yo quiero hablar bien de la peli pero es que...).

22/7/17

American Pastoral

American Pastoral’, cosas de casa.


Complejo debut en la dirección de Ewan McGregor en el que el actor ha decidido apostar fuerte adaptando a Philip Roth, un escritor que no suele quedar bien en la gran pantalla. Esta, no siendo una excepción, está cerca de lograrlo.

El tema es interesante y puede verse al fondo, pero la construcción del guión peca de simplista y arriesga cuando peor le viene.

Al final termina pareciendo un complejo telefilm con ínfulas y alguna que otra buena interpretación de la siempre correcta Jennifer Connelly, Dakota Fanning (que sigue siendo la buena de las Fanning pese al tirón de su hermana) y del propio McGregor.

Déjame salir (Get Out)

Déjame salir’, tensión en el barrio pudiente.


Ya nos vale, ha tenido que llegar Jordan Peele, la mitad del programa ‘Key & Peele’, a rodar la película de terror del año. Es más, ha tenido que ser un cómico el que muestre por primera vez los terrores del nuevo racismo buenrollista, aquellos que votaron a un tipo moreno y, por lo que sea, ahora no ven con malos ojos el bando naranja. No al menos en la intimidad

Para que todo sea aun más sorprendente, es la primera película de Peele, algo que se nota únicamente en la humildad de la propuesta pero que no ha supuesto ningún problema a la hora de medir tiempos, crear tensión y conseguir alivios cómicos que funcionan milimétricamente.

Una película que te mantendrá durante hora y media como al tipo de su cartel, una recomendación eterna.


7/7/17

Estrenos julio 2017

07/07/17
Baby Driver - Trailer - Crítica 8'5
Llega de noche (It Comes at Night) - Trailer - Crítica 5’5
Prevenge - Trailer
Estados Unidos del amor (Zjednoczone stany milosci) - Trailer
Tom Of Finland - Trailer
El hombre del corazón de hierro (HHhH) - Trailer
Brava - Trailer
Día de patriotas (Patriots Day) - Trailer
La wedding planner (Jour J) - Trailer
El pastor - Trailer
The Love Witch - Trailer

12/07/17
La guerra del planeta de los simios (War for the Planet of the Apes) - Trailer - Crítica 8'0

14/07/17
En la Vía Láctea (On the Milky Road) - Trailer - Crítica 7’0
Cars 3 - Trailer - Crítica 6’0
Cita a ciegas con la vida (Mein Blind Date mit dem Leben) - Trailer
Su mejor historia (Their Finest) - Trailer
Un minuto de gloria (Slava) - Trailer
La cazadora del águila (The Eagle Huntress) - Trailer
El debut - Trailer
Alumbrar: Las 1001 novias - Trailer

21/07/17
Dunkerque (Dunkirk) - Trailer - Crítica 8'5
Todo sobre el asado - Trailer - Crítica 8’0
El último Virrey de la India (Viceroy's House) - Trailer
Mara y el Señor del Fuego (Mara und der Feuerbringer) - Trailer
Inseparables - Trailer
Una noche fuera de control (Rough Night) - Trailer
Siete deseos (Wish Upon) - Trailer
A 47 metros (47 Meters Down) - Trailer
Asuntos de familia (Omor Shakhsiya) - Trailer
Sieranevada - Trailer
Kedi: Gatos de Estambul (Kedi) - Trailer
Sara Baras: Todas las voces - Trailer

28/07/17
Spider-Man: Homecoming - Trailer - Crítica 8'0
El invierno - Trailer - Crítica 7’0
Diario de Greg: Carretera y manta (Diary of a Wimpy Kid: The Long Haul) - Trailer
Tanna - Trailer
50 primaveras (Aurore) - Trailer
Inside - Trailer
Ligones - Trailer

5/7/17

Estrenos junio 2017

02/06/17
La promesa (The Promise) - Trailer
Marie Curie - Trailer
Mil cosas que haría por ti (Mil coses que faria per tu) - Trailer
Norman: El hombre que lo conseguía todo (Norman: The Moderate Rise and Tragic Fall of a New York Fixer) - Trailer
Cine Basura: La película - Trailer
Como la espuma - Trailer
Bittersweet days - Trailer
La cara oculta de la luna (Die dunkle Seite des Mondes) - Trailer
Clash (Choque) (Eshtebak) - Trailer
Nur y el templo del dragón (Nur eta herensugearen tenplua) - Trailer
Correspondencias (Correspondências) - Trailer

09/06/17
American Pastoral - Trailer - Crítica 5’5
La momia (The Mummy) - Trailer - Crítica 4'0
Capitán Calzoncillos: Su primer peliculón (Captain Underpants: The First Epic Movie) - Trailer
Una policía en apuros (Raid dingue) - Trailer
Pieles - Trailer
Testigo (La mécanique de l'ombre) - Trailer
Los últimos años del artista: Afterimage (Powidoki) - Trailer
Iqbal y la fórmula secreta (Iqbal & den hemmelige opskrift) - Trailer

16/06/17
I Am Not a Serial Killer - Trailer - Crítica 7’5
Animal de compañía (Pet) - Trailer - Crítica 6’0
Baywatch: Los vigilantes de la playa (Baywatch) - Trailer
Señor, dame paciencia - Trailer
París puede esperar (Bonjour Anne) - Trailer
Cartas de la guerra (Cartas da Guerra) - Trailer
Júlia ist - Trailer
Ignacio de Loyola - Trailer
Chavela - Trailer
La mujer del animal - Trailer

23/06/17
Wonder Woman - Trailer - Crítica 7'0
La casa de la esperanza (The Zookeeper's Wife) - Trailer
Selfie - Trailer
Maudie, el color de la vida (Maudie) - Trailer
Robby y Tobby en el viaje fantástico (Robbi, Tobbi und das Fliewatüüt) - Trailer
Tubelight - Trailer
Hermanos del viento (Brothers of the Wind) - Trailer

30/06/17
Colossal - Trailer - Crítica 8’0
Gru 3, mi villano favorito (Despicable Me 3) - Trailer
Un don excepcional (Gifted) - Trailer
Verano 1993 (Estiu 1993) - Trailer
Una noche con mi exsuegro (All Nighter) - Trailer
En este rincón del mundo (Kono sekai no katasumi ni) - Trailer
Los últimos años del artista: Afterimage (Powidoki) - Trailer
Aurora (Jamais contente) - Trailer
Despido procedente - Trailer

28/5/17

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar (Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales)

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’, por favor, ya.


Es complicado entender los vaivenes del género pirata en el cine. Desde que ‘El pirata negro’ (Albert Parker, 1926) abriese camino, se vivieron decenas de aventuras hasta la llegada de su época dorada en los años 50, cuando las piruetas de Burt Lancaster y compañía elevaron el listón hasta ponérselo realmente difícil a las sucesoras. A partir de ese momento, los bucaneros no fueron más que raras excepciones en una cartelera que olvidaban a aquellos tipos mutilados de mala vida.

Tanto es así que, cuando se estrena la siempre infravalorada ‘La isla de las Cabezas Cortadas’ (Renny Harlin, 1995), el batacazo supuso la puntilla de la malograda y añorada Carolco. ¿Nos habían dejado de gustar los piratas? Según Disney y sus números, no.

Solo ocho años después de aquel naufragio, ‘Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra’ (Gore Verbinski, 2003) llega a la pantalla grande y se convierte en la película del verano. Las aguas caribeñas casan magníficamente con las leyendas, maldiciones y ritos paganos, algo que Verbinski y su equipo aprovechan y, junto a la creación de un magnífico secundario y un espléndido villano, aciertan de pleno. El director cerró la trilogía en 2006 y 2007 con dos cintas menores que, básicamente, consistían en complejas coreografías sobre elaborados escenarios. El nuevo villano pulposo y los momentos más oníricos de ‘Piratas del Caribe: En el fin del mundo’ salvaron el total, pero Sparrow y compañía no daban para más.

Por eso es inexplicable que ‘Piratas del Caribe: En mareas misteriosas’, una cuarta parte hecha por obligación en la que la desgana es protagonista desde el primer minuto, no pinchase en taquilla. Es más, superó a las otras tres.

Pese a los datos, en Disney sabían que el resultado era lamentable. Por eso han tardado seis años en sacar una nueva, algo extraño en el acelerado calendario actual, que intenta replicar la estructura de la primera pero que no logra deshacerse del verdadero problema de sus secuelas: Johnny Depp da asco/pena.

Ver a un actor interpretando a un secundario borrachín que se las sabe todas, es genial. Ver a un intérprete borracho, soltando frases sin entender muy bien dónde está durante todo un guion que, desesperadamente, intenta hacer que sea el protagonista sin conseguirlo, es horrible.

Que lo mejor sea ver a Orlando Bloom disfrazado de Txus de Mägo de Oz…

12/5/17

Alien: Covenant

Alien: Covenant’, buscando al fandom desesperadamente.


¿Os imagináis qué hubiese pasado si George Lucas nos hubiese escuchado tras ‘La amenaza fantasma’? Pues eso es lo que ha hecho el pobre Ridley Scott y, sorpresa, no ha sido buena idea.

Prometheus’ era una locura, estaba llena de personajes idiotas, situaciones ridículas y lagunas argumentales del tamaño de la refinería que arrastraba la Nostromo, pero contaba algo nuevo. Su argumento empezaba una historia que prometía continuar, dando claves fundamentales de un universo que se descubría mucho más amplio de lo esperado mientras se apoyaba en una imponente fotografía.

Esta nueva entrega quiere seguir permaneciendo a ese mundo (o no puede despegarse de él lo suficiente), mientras intenta desesperadamente volver a los orígenes de la saga. Lo hace buscando una estructura similar a la de ‘Alien, el octavo pasajero’, algo que resulta imposible en el cine actual en el que una cinta tan magistralmente lenta como aquella sería un desastre.

El resultado es una insulsa mezcla sin la atmósfera de la original ni la fuerza visual de su predecesora. Alargada, a ratos aburrida, su trama insiste en volver a contarnos TODO lo descubierto en 'Prometheus', simplificando el mensaje de aquella e incluyendo al final un rato del bicho que todo el mundo quería ver. Todo con prisas y un CGI regulero.

Para ello se centra en la interpretación de Michael Fassbender, un tipo que defiende como puede un personaje diseñado para ser el secundario robaplanos y que, ahora que debe ser protagonista, no funciona. En cuanto a Katherine Waterston, otra vez será.

Scott, con la nave en marcha y el rumbo fijo, ha escuchado las quejas de los tripulantes y, ante el peligro de un motín, ha virado hacia un nuevo destino. Ahora ya no vamos a donde quería el capitán pero, me temo, es demasiado tarde para llegar a ningún otro puerto interesante.

Dicho todo esto, creo que ‘Alien: Covenant’ es una película maravillosa. Gracias a ella he podido entrevistar a Michael Fassbender, así que olvidad todo lo que he escrito antes y mirad qué tipo tan majo.


Dejo aquí mi orden del universo xenomórfico, no sin antes reconocer que sí, yo también creo que ‘Alien: Covenant’ es mejor película ‘Alien vs. Predator’ en casi todos los aspectos, sé que he puesto una burrada, pero pierde en el fundamental: no es entretenida. Es más, puede que ‘Alien³’ termine ocupando la sexta posición…


Una historia de venganza (Aftermath)

Una historia de venganza’, una siesta de sofá.


Esta es la quinta película de Elliott Lester pero lo ha disimulado muy bien. Sus actuaciones, fotografía y ritmo, huelen a primera película de un debutante que se rendirá tras un par de fracasos más.

Tanto es así que ahora mismo, de las treinta y cinco película que he visto con Arnold Schwarzenegger, puedo situarla la trigésimo quinta posición sin ningún problema. Bien visto, eso también tiene su mérito, digo yo.

Seoul Station

Seoul Station’, zombies que te zumban.


Película de animación que debería completar la experiencia 'Train to Busan', y digo debería porque, si el mismo Yeon Sang-ho se ha encarado del proyecto y ha decidido ambientarlo en su Seúl zombificado, sería lógico esperar algunas respuestas, guiños, saludos o destellos de aquella. Y no.

Obviando que haya decidido no contar con ningún personaje de la película de acción real, estando solamente unida a ella a través del telón de fondo, tampoco es disfrutable. Repetitiva, plana y falta de nada que destacar, se compone de una sucesión de escenas de persecución que terminan bien en el último segundo.

Cuando al final quiere dar un giro acordándose de la trama, me importa entre poco y nada. También es verdad que vi esta película en Sitges, tras un maratoniano primer día y a una hora a la que no debería apuntarme a ver cosas. No me hagan mucho caso, estaba yo como para disfrutar…

Los demonios (Les démons)

Los demonios’, crecer es la mierda.


Producción canadiense, escrita y dirigida por el debutante Philippe Lesage, que contiene todos los elementos necesarios para convertirse en un film de culto de festivales por todo el mundo: estética cuidada, atmósfera corrompida y atrayente, fotografía limpia y fría, banda sonora minimalista, temática oscura con niños volviéndose adultos a la fuerza y, claro, una falta de interés total por contar nada de manera directa.

Entiendo que guste mucho, yo mismo estuve absorto durante todo el metraje, disfrutando de cada intriga como de la subida de una montaña rusa que entiendes que terminará en un descenso vertiginoso. El problema viene cuando descubres que esa bajada no llegará, que esto va de subir, de preparar, de sugerir y vuelta a empezar.

Acierta al indagar en el crecimiento de un adolescente a través de la violencia y el sexo, las raíces primigenias que parecen ser las únicas que nos mueven, pero supongo que esta vez, por lo que sea, necesitaba una trama que apoyase el envoltorio. No se pierde nada por contar una historia, ‘It Follows’ lo hizo y nos gustó a todos.

5/5/17

Guardianes de la galaxia Vol. 2 (Guardians of the Galaxy Vol. 2)

'Guardianes de la galaxia Vol. 2', liberación cósmica.


Meterse en una maquinaria pesada como esta y seguir brillando con luz propia parece imposible y, sin embargo, solo así se consigue dar algo de vida a una franquicia que corre el riesgo de caer en el tedio título a título. Kevin Feige, jefe de toda esta locura, lo sabe, por eso suele arriesgar contratando a realizadores con personalidad propia que luego intenta amoldar a sus planes. Esto no siempre sale bien, Jon Favreau y Joss Whedon se fueron de la empresa sin ganas de mirar atrás y Edgar Wright no llegó ni a rodar su película. El trabajo con Feige no debe ser fácil pero, cuando sale bien, hay que aplaudir a aquellos capaces de soportar la presión para que todos disfrutemos. Los hermanos Russo ya están en esa lista, con un poco de suerte podremos incluir a Taika Waititi en unos meses y, por supuesto, James Gunn ha renovado su puesto.

Guardianes de la galaxia Vol. 2’ es la confirmación de la primera. Viendo que los riesgos tomados eran aplaudidos por sus jefes, la crítica y el público, Gunn ha dado rienda suelta a su empuje creativo y se ha desatado del todo.

Es fácil distinguir al director en todo tipo de decisiones artísticas durante la película, pero es en el libreto donde más se la ha jugado. Mientras nos presenta un mundo más sobrecargado de colorines, hipérboles y humor, echa el freno para contarnos cómo son sus personajes y hacia dónde los quiere llevar.

Lo hace de un modo natural, tanto que muchos detractores y adoradores de la obra no terminan de darse cuenta. Star-Lord, por ejemplo, pasa de ser el divertido cliché de aventurero desvergonzado, a convertirse en un tipo que pone en peligro a su tripulación por culpa de su ego, desconfía de su amada en cuanto logra algo de poder (en esta ocasión por culpa de su Ego), y vuelve al buen camino cuando descubre que ya había encontrado lo que buscaba.

Con Yondu es aun más extremo, ya que su historia había sido simplemente apuntada en la inicial para que aquí se explote del todo, quedándose con la película por el camino gracias al carisma y la fuerza de Michael Rooker, muy superior en esta ocasión a Chris Pratt.

Rocket, por su parte, sigue sumando elementos a una amarga trama que debe despegar en la tercera entrega, donde también merecerán su tiempo la relación entre Gamora y Nébula, la venganza y descanso de Drax y la aceptación de la parte humana de Star-Lord, pero no adelantemos acontecimientos y volvamos a lo logrado en la segunda entrega.

El volantazo cósmico marvelita es fundamental para evitar la repetición a la que se enfrenta una compañía que estrena tres títulos al año con un trasfondo argumental compartido. Para romper esa monotonía de continua presentación de personajes, nada como arriesgarse con las viñetas más locas de la compañía, pero arriesgarse de verdad. Gunn nos presenta a criaturas imposibles que escupen arcoíris, hombres que surfean en naves supositorio y caras que se deforman al sobrepasar las leyes de la física. Si vas a ir al espacio y no te atreves a poner un planeta que habla y un buen campo de asteroides cuánticos, mejor quédate en casa.

Una de esas apuestas temerarias se toma con el personaje del padre, el complejo Ego encarnado por el todopoderoso Kurt Russell. No solo logran contarnos su historia como si fuese fácil de entender, sino que consiguen que su decadente caída a los infiernos sea lo suficientemente progresiva e interesante como para lograr el mejor villano marvelita hasta la fecha.

Lo mismo ocurre con el humor. Si te enfadas porque quieres ver una pelea random que ocurre en segundo plano mientras se gastan una pasta en hacer que una planta baile un temón de la ELO, no es un fallo de la película, es que no has pillado el chiste. Luego te ponen la pelea, esto no es la ’Godzilla’ de Gareth Edwards, pero entiendo que hay que ser de los que disfrutan alargando una broma hasta que deja de ser graciosa y, tras insistir un poco más, vuelve serlo con más fuerza que nunca.

La compilación de temones es, si cabe, aun mejor que la anterior. El ‘Awesome Mix Vol. 2’ incluye joyas de Sweet, Fleetwood Mac, Sam Cooke, Cat Stevens o Cheap Trick, además del ‘Mr. Blue Sky’ de Electric Light Orchestra que, si bien es verdad que no es ‘Twilight’, el gloria bendita. Salvo el coñazo de ‘My Sweet Lord’ de George Harrison, no parecen metidas a capón como en yasabemostodosquépelícula.

Si uno es paciente, además de disfrutar de unos currados títulos de créditos finales salteados con hasta cinco escenitas de puro relleno, podrá escuchar el tema original ‘Guardians Inferno’, compuesto por el propio Gunn y Tyler Bates, autor de la banda sonora de la película, que viene firmado por la banda ficticia The Sneepers, nombre que hace referencia a unos alienígenas poco usados del imaginario Marvel. Esta variación disco del leitmotiv principal de la película, como aquella de Meco con ‘Star Wars’ en los setenta, incluye una parte cantada por el mismísimo David Hasselhoff. Aquí os la dejo, yo es que ya no sé qué más queréis.


Hasta aquí mi defensa galáctica, extensa pero sincera. Si incluir algún exceso de metraje es el precio que hay que pagar para ver la obra de un autor con total libertad creativa, compro. Marvel lleva 3 pelis reguleras, 3 pasables, 3 buenas, 2 muy buenas y, gracias a ‘Guardianes de la galaxia Vol. 2’, 4 redondas.