8/12/11

Acero Puro (Real Steel)

Hoy he visto Acero Puro (Real Steel), un ñoño viaje sentimental sazonado con robots dándose mamporros.

Adamantium puro
Shawn Levy dirige con buena intención pero se queda corto. Los que vean la peli por los robots saldrán algo insatisfechos porque, aun teniendo buenas escenas de peleas metálicas, el argumento insiste constantemente en centrarse en una relación que no apetece ni interesa. Digamos que quitándole media horilla al pastel, el resultado sería más contundente.

La trama nos cuenta la historia de Rocky. Bueno, si obviamos que Sly esta vez es un robot manejado por un padre y un hijo que se van conociendo según avanza la película. El resto es definitivamente igual que Rocky.

Hugh Jackman está correcto, como siempre. Dakota Goyo es el niño repelente que no apetece. Evangeline Lilly es la obligada historia de amor que no llega a formar parte de la trama de manera definitiva.

El niño cansino al fondo
Es una pena que escenas tan chulas de peleas, se pierdan para siempre en el olvido por culpa de edulcorar tanto una peli. La relación paterno filial está mal contada y aburre al más meloso. Los problemas que parece solucionar con cabeza el hijo, son resueltos con ideas tan absurdas como las del padre. Se supone que el riesgo es lo que le ha llevado a la ruina y con riesgo es como espera sacarle el hijo. Esto no tiene ni pies ni cabeza y además ¡me da igual!. Yo solo quería ver robots de mil clases diferentes dándose de leches y soltando tuercas.

Para redondear todo, la historia está llena de callejones sin salida. Por un lado la relación con la chica, termina en nada. Los posibles sentimientos del robot protagonistas, nada. Las deudas del malo, nada de nada.

Qué bien lo pasamos
Lo que si me sorprendió es que no se pasasen con la idea del futuro. Estando en 2020 otro director se hubiese vuelto loco mostrando novedades del mañana pero Levy se controla y, exceptuando el hecho de que hay robots controlados por humanos que aguantan bien una tunda, el resto es bastante normalito. Claro que, visto con ojos críticos, esto puede deberse a la falta de presupuesto…

En fin, una pena que tanta sacarina barata no deje ver las chispas. Me quedo con la primera pelea que recuerda mucho a El Luchador, la segunda contra el robot del metro tontorrón con personajes de Mad Max de fondo y la tercera que es el homenaje total a Rocky. El resto, pa’ los pájaros.
Rocky vs. Apollo - Atom vs. Zeus
Aquí el tráiler. Un poquito de Transformers por aquí, algo de RoboCop por allá y mucho de Rocky por todas partes adornado con lo peor del cine familiar de Hollywood. Un 5’75.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada