13/4/12

Battleship

Hoy he visto Battleship, una de marines, extraterrestres, veteranos y noveles.

¡Olé!
Peter Berg es el encargado de dirigir la última locura de los directivos de Hasbro, una adaptación del juego de mesa Hundir la Flota, como si no hubiésemos tenido suficiente con los Transformer y los G.I. Joe

El caso es que los hermanos Erich y Jon Hoeber han hecho lo que han podido para crear un guión en el que se pudiese establecer alguna conexión con el juguete. Los guionistas de Red, supongo que en su esfuerzo por contentar a los jefes de Hasbro, se olvidaron finalmente de dotar de sentido o inteligencia a la trama.

La historia nos cuenta como unos alienígenas vienen a la tierra y se ponen a hundir barcos. Los destructores americanos hacen lo que pueden pero al final ganan gracias a un acorazado lleno de viejos. El prota se queda con la chica.

En el agua igual que en marte...
Taylor Kitsch prueba suerte de nuevo a ver si esta no se estrella tanto como John Carter. Alexander Skarsgård sale un ratejo y Liam Neeson tiene que cambiar ya de agente. Michelle Rodriguez debía estar enferma así que su papel lo asume Rihanna, la cual sale airosa gracias a la escasez de palabras que pronuncia en las larguísimas dos horas de película.

"Y ese debe ser el que tiene mi cheque"
La fotografía de las islas, el mar y los barcos de guerra son increíbles. Berg sabe sacarle provecho a lo que tiene y durante los primeros 45 minutos me planteé seriamente alistarme en la marina. Los montajes musicales son una gozada pero claro, AC/DC le sienta bien a todo el mundo. Si en algún momento hubiese salido Robert Downey Jr. poniéndose la coraza de Iron Man se me habría escapado una lagrimita de emoción.

Los efectos especiales, firmados por ILM, son apabullantes. Lo difícil que tiene que ser planear el rodaje basándose en unas cuantas explosiones reales sobre pantalla verde es algo que no puedo concebir.

Nassio pa' matá
Hasta aquí lo bueno. No voy a entrar en el inmenso océano que suponen las lagunas argumentales pero sí me veo en la obligación de destacar algunos problemas básicos. Más que nada porque da la sensación de que todos los artilugios y naves alienígenas son descartes de la saga Transformers. Es más, perteneciendo todo a Hasbro y conociendo la generosidad y gusto por el reciclaje de Michael Bay, efectivamente SON ideas desechadas para la saga de los robots.

A pesar de que lo digital funciona perfectamente durante toda la peli, hay un plano horrible de un camión y unos coches cayendo por un puente que debe estar hecho por un becario de ILM en un mal día. Puede que parezca que esto es ser demasiado quisquilloso, pero es que a una peli como esta se le debería exigir la perfección visual y sonora. Si no hacen bien eso ¡estamos hundidos!

Las peloticas malvadas son los huevos de Megatron
Los malutos llevan un traje videojueguil total que es una mezcla entre Halo, Dead Space y Crysis. Este detalle es solo para seguir frenando mi impulso de comentar la cantidad de estupideces, clichés y sinsentidos del guión. Solo decir que en una escena épica donde unos abueletes se presentan voluntarios, toda la sala rió a carcajadas. No sé hasta qué punto era la intención de Peter Berg que esto fuese así pero la verdad es que al menos hizo que un puñado de críticos y bloggers nos echásemos unas risas un ratillo.

En conclusión, nada nuevo bajo el sol. Lo mejor, lo bonitos que quedan los barcos. Lo peor, todo lo demás. Si alguno insiste en que destripe las estupideces del guión le dedicaré una tarde...
Sahh mAriNEee reShuLoOna!! ¨{´´ç`´
Aquí el tráiler. No sé qué impacto tendrá en taquilla, puede que sea muy larga, las palomitas se terminan pronto y el refresco necesita ser evacuado. Transformers 3: El Lado Oscuro de la Luna también era larga pero recordad que al menos aquí el mundo lo salvan los marines, no Shia LaBeouf. Un 4’5.

¡ANIRAM AL NE ETATSILA!

2 comentarios: