30/8/13

Dolor y Dinero (Pain & Gain)

Hoy he visto Dolor y Dinero (Pain & Gain), una de sudar, sufrir y triunfar.

La chica random del poster casi no sale
No entiendo la animadversión que hay hacia Michael Bay. Comprendo que no pueda gustar su cine y hasta en ocasiones lo comparto, llevo sin disfrutar con una peli suya desde 2005 porque la saga Transformers me parece un truño y tampoco soporto Pearl Harbor pero hombre, el resto son pura metralla palomitera, no me explico por qué aglutina a tantos haters. El caso es que en esta ocasión ha bajado el listón del presupuesto, hasta niveles que no tocaba desde su debut con Dos Policías Rebeldes, y presenta una peli hortera, gamberra y absolutamente encantadora.

La trama, basada en los sucesos reales narrados en artículos del periodista Peter Collins, nos cuenta cómo en los 90, un grupo de culturistas secuestraron y extorsionaron a un millonario hasta hacerse con toda su fortuna. Tras su encierro le dieron por muerto pero el tipo sobrevivió y contrató a un detective para recuperar sus bienes.

Mark trinchando pavo
Mark Wahlberg es el líder de la banda en su papel más interesante desde hace años. Y no es que esté brillante pero aunque solo sea por esa broma autorreferencial de salir con unos Calvin Klein ya merece un punto positivo. Anthony Mackie no está mal y tiene sus momentos, pero es Dwayne Johnson y su papel de animal cristiano ciclado el que se termina comiendo la película. The Rock es el nuevo Chuache y lo sabéis.

Cómo está la sanidad
Tony Shalhoub es el desagradable tipo torturado y el bueno de Ed Harris, directo desde La Roca, es su sufrido detective. Los delirantes Ken Jeong y Rebel Wilson tienen varias apariciones tan esporádicas como acertadas.

La música de Steve Jablonsky pasa por ser el mejor trabajo de su carrera, con un tema principal realmente pegadizo y un fondo solvente, sin llegar tampoco a la genialidad en ningún momento.

Entra por los ojos
El guión de Christopher Markus y Stephen McFeely funciona a la perfección con el ritmo que Bay imprime a la película y el tono paródico constante. Esta condición humorística parece que es lo que ha echado atrás a gran parte de la crítica. No han disfrutado con esta historia surrealista de fotografía noventera, individuos exagerados y violencia salteada con esteroides. Creo que no han sabido ver la comicidad implícita en cada plano y solo buscan los errores y diferencias respecto suceso real, algo que no creo que ninguno de los responsables de Dolor y Dinero tenía en mente y yo lo agradezco.

El resultado final es una locura musculada con una soleada fotografía de la américa de los gimnasios, el dinero y los retiros en Florida. Pura diversión que entra por los ojos y engancha por lo original de la propuesta, su puesta en escena y el morbo de investigar después qué sucedió realmente.

BOOOM
Aquí el tráiler. Desde este momento forma parte de mi saga del ensalzamiento de los colores de finales de los 80 principios de los 90 junto con Drive y Spring Breakers. Una lástima que la siguiente de Bay sea otro Transformers, con las ganas que tenía de Bad Boys 3. Un 8.

2 comentarios:

  1. No es posible que esta película sea de 8, y eso que no la he visto.
    A ver si arreglamos el barómetro, Señor Rosado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja que siiiii hortera is the new cool!!

      Eliminar