22/2/12

Shame

Hoy he visto Shame, una de soledad, desesperación, sexo y vergüenza.

El polémico cartel
Segundo largometraje del director Steve McQueen aunque en España es el primero en ser distribuido, Hunger cosechó cierto prestigio internacional pero no encontró un hueco en nuestro país. McQueen, no confundir con el mítico actor, nos presenta una película carnal, fría y valiente. Los grises y azules predominan en el tono y los planos largos, no por ello aburridos, son la marca técnica de la película.

La trama nos presenta a Brandon, un urbanita solitario que convive con una adicción obsesiva con el sexo. Ya sea gracias a sus encantos personales o al contenido de su cartera, Brandon siempre está liado. Su ordenador es un contenedor de páginas para adultos y un simple viaje en metro le supone un escaparate de posibilidades. Un día su hermana aparece en su piso y claro, esto trastoca su rutina. Más aun si su hermana le provoca una sensación de ira incontrolable debido, como iremos descubriendo, por su condición de mantenida y carácter depresivo. Él no soporta la idea de tener a nadie a su cargo y ella necesita a su hermano.

El actor del momento
Michael Fassbender es uno de los mejores actores del momento. Su valentía al mostrarse en cueros la mayor parte del metraje se queda en nada con su magnetismo y calidad interpretativa. La manera de transmitir el miedo y la desesperación en cada una de las escenas es sobrecogedora. Si este actor no ha sido nominado este año solo hay una razón, es demasiado bueno para la industria. Solo por la escena del ligoteo interrumpido en el bar o por su primer plano durante la escena del trio amatorio, merece una nominación, un Oscar y una bebida reconstituyente.

La chica de moda
Carey Mulligan no se queda atrás en ningún momento. Y como Fassbernder, tampoco ha sido una sorpresa ya que demostró su potencial en An Education y Nunca Me Abandones y repitió este mismo año en la fabulosa Drive. Alcanza a la perfección la unión entre fragilidad, inocencia y depresión contenida. Parece continuamente al filo de un vacío infinito al que está dispuesta a lanzarse en el momento menos esperado. Por si todo esto fuera poco, realiza una preciosa versión de “New York, New York” en una sola toma. Para los curiosos, esta escena se rodó con tres cámaras y se puede ver la reacción real de Fassbender porque, como son los modernetes, decidieron que no escuchase a la actriz hasta el momento de rodar para que todo fuese más realista.
Modelitos de ocasión
La labor en la realización de Steve McQueen, que también firma el guión junto con Abi Morgan, es realmente notable. Consigue que una de las películas más sexualmente explicitas del momento, sea una de las que más justificado lo tiene. Los escasos diálogos se van por las ramas y los protagonistas en ningún momento exteriorizan descaradamente lo que piensan. Pero es en las escenas de sexo donde se desnudan de todas las formas posibles y donde Fassbender se muestra como un actor absolutamente soberbio. Le descubrimos poderoso en sus actos pero absolutamente corrompido por los mismos. Sufre, llora, se odia a sí mismo por lo que hace pero no para de hacerlo. Está sucio y está enganchado, no puede parar aunque se avergüence de todo lo que piensa, hace y toca. Cuanto más huele y saborea más necesita y menos se respeta como persona y como hermano. Odia su adicción aun más de lo que la necesita, pero no por ello va a conseguir librase de ella

Fassbender a lo Drive, la otra gran olvidada en los premios
Aun con todos estos puntos a su favor, con unas magnificas interpretaciones y una dirección más que digna, creo que no he conseguido disfrutar de la película tanto como mis compañeros críticos. No consigo ir más lejos de un conjunto de virtudes y una idea inteligente, no veo el conjunto perfecto ni la obra de arte a la que se hace referencia en todos los medios. Por la unanimidad de esta opinión, me veo obligado a reconocer que puede que sea yo que, hundido entre palomitas y superhéroes, puedo haber perdido el tacto poético que necesita esta película.
La ciudad es fría y húmeda, como el prota
Aquí el tráiler. Infinitamente mejor realizada que El Último Tango en París y más simple y mejor interpretada que Eyes Wide Shut. Aviso eso si, esta peli es para críticos y modernos de los que bailan drum’n’bass y su peli favorita es Ken Park. Un 7.

2 comentarios:

  1. Estoy de Acuerdo me he enamorado aun mas de "Fassbender", pero tenia tantas expectativas en esta peli y al final nada...Eso si,Fassbender for President!Sin lugar a dudas, a nacido para ser actor y de los buenos!

    ResponderEliminar
  2. oleole Si, es un 7! Ya de magneto me flipó, pero en esta le adoro!

    ResponderEliminar