20/2/12

Goyas 2012

Sopor máximo y cierta justicia en la noche grande del cine español. Los cabezones se reparten entre las cuatro favoritas decantándose por No Habrá Paz para los Malvados.
Ella tan contenta

Eva Hache hace lo que puede y parece que es más bien poco. Antes de comenzar la ceremonia decía en una entrevista que pensaba que era la gala más ensayada de la historia. Y mi duda es: con las tablas como monologuista de la presentadora ¿cómo no fue capaz de darse cuenta de la poquísima gracia de su guión?

La gala comenzó con un número musical en el que no había nadie que cantase bien. A mí las payasadas me gustan muchísimo, pero vamos a ser serios, si estáis jugando a pareceros a los mayores, fijaros en todos los detalles. Cuando cantan Hugh Jackman o Neil Patrick Harris en las entregas de premios lo hacen porque pueden. Si alguien no sabe cantar no lo eligen para presentar un número musical. Aquí no, queremos estar en todo y claro, así salen las cosas.

Urbizu, vencedor de la noche
El monologo inicial consistía en bromas que hacían referencia a películas aun no estrenadas, chistes sobre la crisis algo manidos y repaso de los nominados con bromitas sobre vello facial. Eva dejaba claro desde el primer momento que todo iba a ser cuesta arriba. Las dos últimas galas presentadas por Buenafuente tuvieron sus momentos de bajón, pero intercalados con gags que funcionaban y montajes de video realmente divertidos. Este año la gala incluía cuatro videos de la presentadora dentro de las cuatro pelis nominadas que eran como la ceremonia en sí, lentos y poco inspirados.

Coronado en éxtasis
La nota de humor la puso Santiago Segura que supuso un reconstituyente como lo fuera Billy Crystal en los Oscar del año pasado. Eso sí que es un repaso gracioso y bienintencionado de los nominados a mejor actor y director. Es cierto que no puede estar nominado con sus pelis pero es totalmente necesario que tenga su hueco para levantar la gala un rato.

El momento histriónico fue cuando El Langui salió a rapear. Al principio solo él, luego le acompañó Javier Gutiérrez que se defendió notablemente. Al duo se sumó un divertidísimo Juan Diego con collar de oro incluido, Antonio Resines que no sabía muy bien que estaba haciendo allí y Tito Valverde. La cosa tuvo su gracia pero repito lo anterior, si van a poner a cantar a gente para que hagan gracia, no solo tienes que pensar en las bromas, si no en una mínima capacidad ritmica de los participantes. Más que nada para que el gag pueda realizarse.

Coppola, digoo... González Macho, el presi regañón
Otro de los platos fuertes de la noche fue el discurso del presidente de la academia, Enrique González Macho. Fue realmente esclarecedor para los que aun no tuviesen claro por dónde iba este señor. Básicamente repasó el fabuloso texto de Álex de la Iglesia del año pasado pero asegurando que todo era mentira. La parte más divertida fue la dedicada a internet. Hace ya doce meses, de la Iglesia dijo algo así como que la industria hablaba de internet como el futuro pero que no era así, internet es el presente y hay que saber adaptarse. Pues bien, el sonrojante discurso de González Macho incluía esta perlita: “La realidad por el momento, y probablemente por un tiempo demasiado largo, es que internet no forma todavía parte de la actividad económica del cine”. El barco se hunde, pero el presi insiste en que la orquesta siga tocando.

Nominada y ganadora
En cuanto a los premios, voy a dar un repaso lo más resumido que pueda. No Habrá Paz para los Malvados se llevo seis cabezones, mejor peli, mejor director para Urbizu, actor para José Coronado, montaje, guión original y sonido. Blackthorn se hizo con el premio de vestuario, fotografía, dirección artística y diseño de producción. La Piel que Habito mejor banda sonora para el nominadisimo Alberto Iglesias, mejor maquillaje, actor revelación a Jean Cornet y actriz protagonista a Elena Anaya. Kike Maíllo fue el director novel del año por Eva, película que además se llevó los premios de efectos especiales y actor secundario para Lluís Homar. La Voz Dormida tuvo que conformarse con el de mejor actriz revelación para María León, actriz secundaria Ana Wagener y mejor canción original para “La Nana de la Hierbabuena" de Carmen Agredano

Momento extraño
La mejor película europea fue The Artist, faltaría más, y mejor peli iberoamericana la argentina Un Cuento Chino, entregado por el mismo Ricardo Darín. Una de las sorpresas más agradables fue que Arrugas no solo se llevo su merecido premio a mejor película de animación si no que se hizo con el de mejor guión adaptado. Isabel Coixet, que iba vestida de halloween, se llevó el premio a mejor documental por Escuchando al Juez Garzón. En cuanto a los tres cortos ganadores, El Barco Pirata de ficción, Birdboy de animación y Regreso a Viridiana documental. Creo que no me dejo nada pero por si es así, aquí está el palmarés completo cortesía de Cinemanía.

Elena Anaya saludando al respetable
Y ya para terminar quiero quedarme a gusto y hablar de las injusticias. De entre los nominados, la más flagrante es la de actor revelación. No solo porque el galardonado salga cinco minutos en su peli, si no porque competía contra Adrián Lastra, uno de los coprotagonistas de Primos que se hace con la cámara en cada plano que sale. Una pena que aun sabiendo lo que le debemos en este país, se siga premiando más a un drama menor que a una comedia mayor. Por otro lado, la verdadera injusticia es que el premio de mejor película le pertenece por derecho a una que no ha sido ni nominada, Mientras Duermes. No solo es ya un clásico de terror, si no que su guión preciso e inteligente, su genial reparto y su prodigiosa dirección también se merecían un hueco en varias candidaturas.

Melania y Anchonio, los más salaos
Luego hay premios que no saben cómo rellenar y ponen a pelis que no tienen ningún sentido en ciertas candidaturas pero así aumentan sus nominaciones, como la ridícula presencia de No Habrá Paz para los Malvados y La Piel que Habito en diseño de vestuario o efectos especiales. Sobre que el interesante pero imperfecto guión de Urbizu merezca más el premio que el de Midnight in Paris firmado por Woody Allen, tiene su explicación y la dio Santiago Segura: nominamos a estrellas internacionales para que vengan y aporten elegancia pero luego nunca las premiamos porque no son de aquí.

Pues nada más, en una semanita tocará desvelo de Oscar. Al que quiera acompañarme, @comboduoplus. Al que no, nos vemos aquí el lunes. ¡Todos al cine!

2 comentarios:

  1. Yo tambien vi la gala y estoy muy de acuerdo contigo, resultó bastante aburrida. Bueno como todo, a veces sale bien y otras no tanto, pero yo creo que las pelis españolas, las que veo porque puntuas con un 7, son bastante decentes algunas incluso buenas.
    Te espero en los oscar.

    ResponderEliminar