7/6/13

Nocturna, día 4

La cuarta jornada de Nocturna ha empezado con la rueda de prensa fantasma de I Am a Ghost. Y no es que tenga el día gracioso, es que, por lo que sea, no se ha realizado. No ha ocurrido lo mismo con la de Omnívoros, la premiere que cerró el día de ayer y a la que defienden sus responsables con uñas y dientes.

El director y guionista y la productora, acudieron rodeados de gran parte del reparto para resaltar lo duro que es rodar cine independiente en España. El futuro de su distribución, dicen, depende de cómo funcione la película en festivales por el extranjero y del empujón que puedan dar los medios nacionales.

Óscar Rojo define Omnívoros como un nuevo Dr. Jekyll y Mr. Hyde donde el canibalismo solo es el trasfondo para contar la oscuridad tras las apariencias. El buen royo entre colegas era palpable y, como ocurriese el día anterior, Paco Manzanedo demuestra que va a luchar por la película hasta el final. Sara Gómez fue la más participativa y confesó que, investigando para su personaje, en este video decidió parar.

Y ahora, antes de que me desmalle sobre el teclado, las pelis vistas hoy.

Gallowwalkers cuenta con un solo atractivo, es la peli en la que andaba metido Wesley Snipes cuando empezó su lío judicial. Así la presentó el director y desde luego es lo más interesante que se puede decir. Este western con monstruos es un mejunje en el que nada parece funcionar. Vestuario, maquillaje, efectos digitales, diseños, actuaciones, banda sonora… aquí nada se salva. El montaje es el más torpe que veo desde el de Boneboys, causante de escalofríos en cada luna llena, y el guión mezcla historias sin terminar de contar nada en absoluto. Puede influir que al ser la sesión de las 17:00 la situación fuese propicia, pero el caso es que se pudo oír más de un ronquido en la sala. Un 3.

Kill Zombie! (Zombibi) es una comedia holandesa con invasión de muertos vivientes. Una más de la oleada de pelis del género que siguen intentando ir al rebufo de la inalcanzable Zombies Party. Aun así, Kill Zombie! es totalmente disfrutable y la introducción de temas sociales holandeses es refrescante. Los personajes son auténticos perdedores y esa es la broma principal en la que se basa la trama donde un tipo se juega el cerebro por buscar a la chica que le gusta en medio del apocalipsis Z. Si aun no te has cansado de pelis como esta, adelante. Además la sangre es verde y toda novedad la recibo con alegría. Un 6.

I Am a Ghost viene respaldada por haber ganado en gran parte de los festivales por lo que se ha exhibido y mucho tendrían que torcerse las cosas para que no ganase en este. Dirigida por el debutante H.P. Mendoza y protagonizada por Anna Ishida, cuenta el día a día de un espíritu que vive en una casa de la que no puede salir. Con la ayuda de una médium intentará cerrar sus asuntos pendientes pero no todo es coser y cantar.

La película es absolutamente exquisita. La fotografía juega con el resto de elementos artísticos y el buen gusto de sus técnicos propician una poesía visual imposible de encontrar en el cine actual. Desde los estilizados títulos de crédito iniciales, nos damos cuenta del cuidado diseño de cada uno de los elementos que componen esta película. El guión, por si fuese poco, es inteligente y original como pocos. Dicho esto, hay que tener en cuenta que no es una película para todo tipo de público, su montaje lento y repetitivo puede volver loco al espectador y echar de la sala a más de uno antes de veinte minutos. Puede que a Mendoza se le haya ido la mano reiterando ciertas escenas pero el resultado final es tan interesante que da igual. Un 8’5.

Insensibles compite en la sección oficial y se presenta aquí una semana antes de su estreno. Escrita y dirigida por Juan Carlos Medina, cuenta la historia de un hombre que necesita un trasplante de médula y al preguntar a sus padres descubre un extraño suceso del pasado. Durante la Guerra Civil, un grupo de niños fueron encerrados por sufrir una enfermedad que no les dejaba sentir dolor. En un interesante prólogo, lo único salvable de la película, vemos el peligro que tienen estos niños inmunes a un buen tortazo y dispuesto a prenderse fuego si hace falta. A partir de ahí, la historia del pasado se hace cada vez más absurda y la del presente se vuelve insoportable. El guión es truñero pero si hay que destacar algo por encima de lo demás es la interpretación del protagonista y de algunos secundarios, digno de obra de fin de curso de primaria. Un 3’5.

Tiktik: The Aswang Chronicles es una producción filipina sobre unas criaturas a medio camino entre vampiros y hombres lobo. Como representación del día de la sección Madness, la locura del guión y los personajes son patentes desde el primer fotograma. La historia nos cuenta cómo un chico pretende hacer las paces con la chica que ha dejado embarazada mientras se defienden de unos tipos a los que ha ofendido. Estos tíos resultan se Aswangs, unas criaturas que odian la sal, el ajo y las colas de manta raya. Llama la atención el fondo nuboso continuo y los colores fríos y perturbadores que casi convierten la cinta en un comic. Pese a tener momentos tan alargados que pueden resultar pesados, las risas con esta chorrada están aseguradas. Un 6’5.

Además de todo esto se ha proyectado la peli americana Siren que me he perdido por ver a Wesley Snipes remezclando Blade con Django mal.

3 comentarios:

  1. jajaja Blade con Django mal.

    oye, pues habrá que ver I am a Kill Zombie no?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/6/13 12:46

    Buenas críticas, me gusta cómo escribes.

    ResponderEliminar