27/2/13

El Atlas de las Nubes (Cloud Atlas)

Hoy he visto El Atlas de las Nubes (Cloud Atlas), una sobre el amor y el sacrificio a través del tiempo y el espacio.

Un poco de todo
Los hermanos Andy y Lana Wachowski la han vuelto a liar. Puede que gusten más o menos sus películas pero que desbordan imaginación y ambición no lo puede dudar nadie. En esta ocasión se unen al alemán Tom Tykwer, responsable de la interesante Corre Lola, Corre, para adaptar a la gran pantalla un libro de David Mitchell.

El argumento nos cuenta seis historias diferentes que se unen debido al acto de bondad y valentía del héroe protagonista de cada una. Un barco surcando el Pacífico en 1849, Edimburgo en 1936, California en 1973, Reino Unido en 2012, Neo Seúl en 2144 y unas islas tropicales en una tierra post-apocalíptica en 2321 son los escenarios donde el montaje irá saltando de historia en historia, haciendo algo complicado la inmersión en la trama en un primer momento pero volviéndose sencillo según situamos a los personajes.

Un futuro complicadillo
Otra de las rarezas de la película es que los directores han optado por dar un papel a sus protagonistas en cada uno de los relatos. Así podemos ver a Tom Hanks, Halle Berry, Hugo Weaving, Jim Sturgess y Hugh Grant haciendo seis papeles diferentes. Jim Broadbent y Ben Whishaw tienen cinco y el resto de interpretes principales, como Doona Bae, James D'Arcy, Zhou Xun, Keith David, David Gyasi o Susan Sarandon, aparecen en al menos tres historias.

Premio al que adivine quien es el doctor chinorris
El resultado de todo esto es una diferencia notable en la calidad de la película dependiendo de qué historias y tramas gusten más o menos. Algunas de las caracterizaciones dan algo de vergüenza y los acentos de los personajes futuristas no tienen nombre. Que cada uno interprete siempre a un héroe o villano ayuda a saber por donde van los tiros de cada personaje pero, en una película tan compleja en cuanto a su montaje y con el rechazo inicial que supone la primera media hora, creo que esto de la repetición de los protagonistas es un error. Lo bueno es que Hugh Grant sale irreconocible un par de veces y que Hugo Weaving lleva un rollo Leprechaun o M.Merde muy gracioso en la historia final.

La historia más simple tiene buenos momentos
La fotografía, efectos especiales y puesta en escena en general funcionan a la perfección. El apartado puramente visual de cada historia está mimado al detalle desde las más complejas, cómo la increíble Neo Seúl, hasta la simplicidad del asilo escocés contemporáneo. El Atlas de las Nubes te entrará por los ojos, incluso si no te convence la supuestamente compleja filosofía que los Wachowski y Tykwer han querido dotar a su película.

Y es que ese puede ser su mayor problema, los directores te venden todo como un producto tan profundo que el resultado final sabe a poco. El pensamiento positivo y New Age que plasman durante las tres horas de metraje se resume en ama todo lo que puedas, ayuda a los demás y cuida de tu planeta. Nada más. Y nada menos, dirá alguno, pero para eso no hacían falta esas piruetas temporales unidas con calzador y esperpénticas caracterizaciones.

Neo Seúl y sus droides esclavos
La banda sonora, compuesta por el mismo Tom Tykwer, es tan grandilocuente como todo a lo que acompaña. A ratos contiene temas más ligeros y acelerados que recuerdan a Danny Elfman, otros intrigantes a lo Michael Giacchino e incluso momentos  que suenan a Clint Mansell con un mal día.

En conclusión, El Atlas de las Nubes es lo que parecía desde el primer tráiler, una peli demasiado grande para agradar a todo el mundo pero lo suficiente como para contentar a los amantes de la imaginación y los cuentos. Merece la pena tragarse los malos con tal de ver los buenos.
Venga, quién es este tio
Aquí el tráiler. Recomendable a los que no hicisteis ascos a otras rayadas intensas como La Fuente de la Vida o Las Vidas Posibles de Mr. Nobody. Un 7.

1 comentario:

  1. Anónimo5/3/13 05:20

    Pues a mí me ha dejado frío :D
    Un 5 :p

    ResponderEliminar